We will be closed on Wednesday, July 24 for Cheyenne Day. We will reopen on Thursday, July 25 at 8 a.m.

WDH advierte al público sobre el peligro del hantavirus durante la limpieza de primavera y más allá

Deer mice are the principal reservoir of Sin Nombre (SN) virus, the primary etiologic agent of hantavirus cardiopulmonary syndrome (HCPS) in North America. A relatively-new acute respiratory illness, hantavirus pulmonary syndrome (HPS), was first documented in May, 1993, in New Mexico.

El Departamento de Salud de Wyoming (WDH) advierte que una infección grave transmitida por ratones conocida como hantavirus sigue siendo una amenaza para la salud pública.

Courtney Tillman, epidemióloga del WDH, dice: “Aunque en Wyoming no hay muchos casos de hantavirus, ciertamente puede ser una enfermedad grave. Alrededor del 40 por ciento de las infecciones provocan la muerte”.

Desde 1999 se han notificado en Wyoming dieciocho casos de hantavirus humanos, incluidos siete que provocaron la muerte.

Los ratones enfermos pueden entrar en garajes, casas rodantes, coches viejos, cabañas y graneros. Transmiten el hantavirus a través de su orina, las heces y la saliva. “Si ingresa y limpia un lugar que ha estado cerrado por un período de tiempo, es importante ser consciente del riesgo”, dijo Tillman.

“Las personas pueden enfermarse gravemente si respiran partículas creadas cuando se alteran materiales secos y contaminados”, dijo Tillman. “También puedes enfermarte si el virus entra en contacto con la piel lesionada, si lo tragas o te muerden”.

Tillman aconsejó que antes de limpiar un lugar que ha estado cerrado y desocupado durante mucho tiempo, se abran puertas y ventanas durante 30 minutos para ventilar el espacio. “Si está muy sucio, polvoriento o lleno de ratones, use equipo de protección adicional como guantes, overoles, cubrezapatos y máscaras especiales conocidas como respiradores o N95”, dijo.

Los pasos para ayudar a prevenir la infección incluyen:

• Utilice guantes de goma, látex, vinilo o nitrilo mientras limpia.

• Rocíe la orina y los excrementos de los roedores con una solución desinfectante o lejía hasta que estén completamente empapados. Combinar 1 ½ tazas de lejía doméstica con 1 galón de agua es una buena opción.

• No aspire ni barra orina, excremento, materiales para anidar ni superficies contaminadas de ratón. En su lugar, utilice métodos de limpieza en húmedo, como trapear o pasar un trapo.

• Utilice una toalla de papel (con guantes) para recoger la orina y las heces del ratón.

• Después de eliminar los excrementos y la orina, desinfecte los artículos que puedan haber estado contaminados.

• Evite que los ratones regresen sellando los agujeros o espacios en puertas, pisos y paredes y manteniendo las áreas exteriores limpias y libres de escombros que puedan atraer a los ratones.